15
Jun
2018
0

¿Qué es una caldera de vapor?

Las calderas de vapor son calderas especialmente diseñadas para trabajar en instalaciones donde se necesite una gran transferencia de energía calorífica, como son procesos industriales (por ejemplo, la esterilización de las botellas antes del envasado), district-heating, lavanderías, hospitales, etc., así como para generar electricidad en centrales termoeléctricas.

Como su propio nombre indica, estas calderas tienen como fluido caloportador el agua que lo convierten en vapor y se pueden clasificar según la disposición de los fluidos en: calderas de tubos de agua o acuotubulares y calderas de tubos de humos o pirotubulares.

¿Cómo son estos dos tipos de calderas de vapor y en qué se diferencian?

CALDERAS DE TUBOS DE AGUA O ACUOTUBULARES:

En estas calderas, el agua circula por el interior de los tubos que forman el intercambiador. Los gases calientes generados en la combustión envuelven los tubos, calentando el agua que circula por ellos.

Estas calderas se utilizan cuando se requiere una presión de trabajo superior a los 20 bares.

Ventajas de las calderas acuotubulares:

  • Bajo volumen de agua, lo que permite que su puesta en marcha sea más rápida que la de las calderas pirotubulares.
  • Pueden trabajar a altas presiones, por lo que se adaptan mejor a consumos puntuales o esporádicos.

Desventajas frente a las calderas pirotubulares:

  • Requieren que el agua sea de mayor calidad, con un nivel de salinidad bajo para poder funcionar. Solo así se puede evitar que se obstruyan los tubos y que se impida la transferencia térmica.
  • Sus costes de limpieza son mayores y las revisiones son más costosas.
  • Necesitan más espacio disponible para poder ser instaladas.
  • Tanto el plazo de entrega como el tiempo para instalarlas es mayor.
CALDERAS DE TUBOS DE HUMOS O PIROTUBULARES:

En este caso, el humo y los gases generados en la combustión son los que circulan por el interior de los tubos que integran el intercambiador, mientras el agua se encuentra en el exterior, calentando la temperatura del fluido.

Estas calderas se utilizan cuando se requiere una baja presión de trabajo, inferior a los 20 bares, y están indicadas para procesos industriales en general.

Ventajas de las calderas pirotubulares:

  • Se adaptan mejor a las variaciones de la instalación que las calderas acuotubulares.
  • Ofrecen una gran estabilidad ante las fluctuaciones de carga y presión que se producen durante los procesos industriales.
  • Aunque la calidad del agua de alimentación siempre es muy importante, pueden trabajar aunque el agua tenga un cierto nivel de salinidad.
  • Su rendimiento es mayor en líneas generales.
  • Sus costes de limpieza son menores y las revisiones son menos costosas.
  • Necesitan menos espacio disponible para poder ser instaladas.
  • Tanto el plazo de entrega como el tiempo para instalarlas es más corto.

Desventajas frente a las calderas acuotubulares:

  • Elevado volumen de agua, lo que hace que su puesta en marcha sea algo más lenta,
  • No pueden trabajar a presiones por encima de los 20 bar, aunque bien es verdad que la inmensa mayoría de caderas de vapor trabajan con presiones inferiores a estos 20 bar,

En Ferroli disponemos de una División Industrial para atender las diversas necesidades de todo tipo de industrias. ¡Más de 60 años de experiencia nos avalan!

Contamos con una amplia gama de calderas de vapor y otras calderas industriales diseñadas con grandes superficies de intercambio y equipadas con unidades de recuperación de calor y economizadores.

Estas características aumentan el rendimiento y reducen la pérdida de calor y los costes de funcionamiento.

Y además, con un bajo impacto ambiental, cumpliendo con las más estrictas normas sobre emisiones atmosféricas y parámetros de rendimiento.

Y lo más interesante de todo: ofrecemos soluciones a medida. Cada pedido individual es examinado por un equipo de técnicos, que junto con el cliente busca la solución más adecuada.

Podemos ofrecer soluciones “llave en mano” bajo pedido, suministrando, junto con el generador, la totalidad de la planta calefactora con todos los componentes requeridos incluyendo sistemas de control y de funcionamiento de caldera para 24h/72h de ausencia de vigilancia.

Los técnicos del servicio especializado garantizan en todo el mundo la correcta instalación, la puesta en marcha y la calibración del generador, así como el servicio técnico y soporte.

¿Quieres saber más sobre nuestras calderas de vapor u otras calderas de tipo industrial? ¡Descúbrelas!

También te puede interesar

¿Qué potencia debe tener mi equipo de aerotermia para casa?
¿Qué es una caldera de agua sobrecalentada?
Termos eléctricos y segundas viviendas
Plan Renove de calderas de Castilla-La Mancha 2018

Deja un Comentario