2
Oct
2015
0
Calefaccion central

Calefacción central con contadores individuales a partir de 2017

Con el objetivo de conseguir una mayor eficiencia energética, a partir de 2017 se implantará una nueva medida en la que las viviendas que dispongan de calefacción central, tendrán que disponer de contadores individuales para que cada vecino pueda pagar exclusivamente la energía que consume.

Aunque esta medida podrá conllevar un mayor gasto en la instalación, las pautas de tarificación de la energía serán mucho más sencillas para el consumidor, además de beneficiarse de un pago más justo solo por aquello que consuma y no por su coeficiente de participación.

Para poner en marcha esta medida será necesario que los 1,7 millones de hogares españoles, que ya disponen de calefacción central, modifiquen sus instalaciones antes del 31 de diciembre de 2016. El incumplimiento conllevará sanciones de hasta 10.000 euros, además de la posibilidad, por la comunidad autónoma, de facturar el máximo consumo a la comunidad. Quedarán exentos de aplicar esta medida aquellos edificios en los que la instalación no compense económicamente por estar ubicada en zonas cálidas, como es el caso de las Islas Canarias y o el sur de la península.

¿Qué nuevas instalaciones entran en juego?

Poner un contador a cada vecino solamente es posible en las calefacciones dispuestas en anillo, pero en España hay más de un millón de viviendas cuya instalación de calefacción es en columna con los radiadores unidos de arriba a abajo. En estos casos se tendrá que instalar un aparato de medición en cada uno de los radiadores y una unidad que centralice las lecturas, además de una válvula termostática en cada radiador que permita a los usuarios regular la temperatura de forma individual. Estas válvulas pueden ser mecánicas o electrónicas e incluso estar dotadas con control remoto.

Este sistema de ajuste individual de los radiadores puede provocar que la presión del agua en las tuberías de muchas comunidades sufran frecuentes variaciones, lo que supone un problema para muchas instalaciones actuales que no están preparadas para funcionar de dicha manera, ya que las bombas que hacen circular el agua son de velocidad fija y mantienen un caudal constante. En estos casos habrá que cambiar esas bombas por otras de velocidad variable, que consumen entre 3 y 8 veces menos energía y disminuyen la generación de ruido.

¿La nueva normativa supondrá un mayor gasto?

Todos estos cambios conllevan un determinado coste. La parte positiva es que, si la normativa se cumple como es debido, se puede llegar a ahorrar entre un 20% y un 30% de la energía que antes se consumía, amortizando la inversión en un plazo aproximado de cinco años.

 

También te puede interesar

Agua caliente sanitaria en menos tiempo con la caldera de condensación Bluehelix Tech RRT
Calderas de biomasa para calefacción central: la solución más sostenible en edificios de viviendas
Subvenciones para la mejora de la eficiencia energética en Andalucía
Subvenciones del Gobierno de España para la mejora de la eficiencia energética

3 Responses

  1. José González Porras

    Somos una Comunidad de vecinos en Madrid, total 32, actualmente tenemos una caldera de gasóleo de 5000 litros, y de acuerdo con la próxima normativa deseamos se pongan en contacto conmigo, soy el Presidente, a efectos de llegar a un posible acuerdo.

Deja un Comentario para Ferroli Cancelar