14
Sep
2016
0

Calderas e insertables de leña: alternativas al pellet

Además de las estufas, termoestufas e insertables de pellet, hay otros sistemas de biomasa que pueden ser utilizados para climatizar las viviendas. Así, las calderas e insertables de leña son soluciones alternativas al pellet y que pueden resultar interesantes.

La leña puede tener un precio muy económico, incluso más que el pellet, siempre que se disponga de un suministro cercano, por ejemplo si la vivienda está rodeada de árboles o cerca de un bosque.

Eso sí, estos sistemas son recomendables fundamentalmente para viviendas unifamiliares porque la instalación requiere una salida de humos.

Dependiendo de cuáles sean nuestras necesidades y del lugar donde lo vayamos a instalar, será más aconsejable un sistema u otro:

Las calderas de leña, gracias a las nuevas tecnologías, ofrecen un gran rendimiento y son más fáciles de usar y también de instalar. Son adecuadas como sistema de calefacción para toda la vivienda y se pueden conectar a radiadores. También se pueden combinar con Energía Solar Térmica para obtener un sistema de alta eficiencia energética.

Estas calderas se alimentan manualmente, por lo que necesitan ser supervisadas. Hay que ubicarlas siempre en una sala de calderas con una altura mínima de 2,5 metros, que disponga de ventilación y salida de humos y de un espacio suficiente para acceder a ella tanto para el suministro de la leña como para su mantenimiento y revisión.

Otro punto que hay que tener en cuenta es dónde vamos a almacenar la leña: lo mejor es que esté cerca de la caldera, en un sitio cubierto y ventilado (en el exterior o interior de la vivienda) y con fácil acceso para su descarga. Si elegimos la misma sala de calderas, la leña deberá guardar una distancia mínima de 70 cm respecto a la caldera y estar separada por una pared que cumpla las normas contra incendios.

Los insertables de leña se pueden instalar tanto en chimeneas ya existentes, para aprovechar la salida de humos, como en construcciones nuevas, permitiendo recrear el ambiente de una chimenea tradicional. Se puede optar por modelos para calefactar estancias o para calefactar viviendas completas mediante agua. Los modelos para calefactar viviendas completas también pueden utilizarse para generar agua caliente sanitaria mediante un interacumulador externo.

A la hora de elegir la leña para nuestra caldera o insertable, son más aconsejables las maderas duras como la del roble o la encina con un secado adecuado, ya que aportan mayor poder calorífico que las maderas blandas.

También es importante que nos aseguremos de que procede de la limpieza de bosques o de podas de árboles de cultivo. Solo así tendremos la garantía de que estamos utilizando una energía verdaderamente sostenible y contribuyendo a la protección del medio ambiente.

Ferroli dispone de calderas de leña de hasta 58,14 kW y de insertables de leña tanto para calefactar una sola estancia como para calefacción central de la vivienda mediante radiadores.

Puedes consultar estas y otras soluciones de biomasa Ferroli aquí.

También te puede interesar

¿Qué es una caldera de agua sobrecalentada?
Termos eléctricos y segundas viviendas
Plan Renove de calderas de Castilla-La Mancha 2018
¿Qué es una caldera de vapor?

Deja un Comentario