13
Abr
2021
6

Nuevas calderas de gas: fácil instalación y mantenimiento

Las nuevas calderas de gas Bluehelix de Ferroli ofrecen grandes ventajas a los profesionales por su fácil instalación y mantenimiento, así como grandes ventajas a los usuarios finales gracias a su elevado nivel de confort y eficiencia.

Y ello es posible gracias a que incorporan tecnologías innovadoras y un diseño inteligente.

Conoce las ventajas en cuanto a instalación y mantenimiento de la nueva generación Bluehelix de calderas de gas:

Cubierta en tres piezas para facilitar el mantenimiento

Maxima, HiTech RRT y Alpha, así se llaman las nuevas calderas de gas de la gama Bluehelix de Ferroli. Han sido diseñadas para que las operaciones que realizan los técnicos sean lo más rápidas y seguras posible.

Una de sus principales características es la cubierta de la caldera, que está formada por tres piezas. Son la frontal y los dos paneles laterales, todos ellos desmontables, lo que facilita el acceso a los componentes internos.

Cada detalle de estas calderas está pensado para facilitar el mantenimiento. Por ejemplo, la caja eléctrica de la tarjeta electrónica puede extraerse fácilmente desde el chasis y engancharse lateralmente. Así deja libre acceso a las partes internas.

Además, el quemador se desmonta aflojando solo tres tornillos, dejando también vía libre al intercambiador de acero inoxidable. En el caso de la caldera Alpha es un poco diferente aunque también muy sencillo: solo hay que quitar un tornillo más y el acople rápido –clip– del ventilador.

Otra ventaja del diseño es el intercambiador principal de calor, de caudal sobredimensionado. Resiste las aguas más duras y es muy fácil de limpiar gracias al circuito de tubo único sin colector. Y además, el filtro de entrada del agua sanitaria puede extraerse con extrema facilidad directamente desde el interior. No es necesario retirar las conexiones hidráulicas de la caldera.

Las calderas Maxima y HiTech RRT, que disponen de grupo térmico Thermobalance, cuentan con dos ventajas importantes más. En primer lugar, el ventilador está descentrado y ubicado debajo del quemador. Por ello, no es necesario desmontarlo para acceder al quemador y al intercambiador.

En segundo lugar, la puerta del quemador está totalmente autorrefrigerada por aire y, por lo tanto, no necesita panel aislante. Con ello se evita el riesgo de que esta pueda dañarse o romperse durante el desmontaje para la limpieza.

Máxima simplicidad de las conexiones eléctricas

El modelo top de la gama, Bluehelix Maxima, incorpora otra ventaja: las conexiones eléctricas necesarias son extremadamente sencillas y fáciles. Se puede acceder a ellas directamente desde el exterior al panel de terminales en la parte inferior del dispositivo. No hay que retirar la carcasa.

Gracias a ello los instaladores pueden operar con total agilidad y seguridad. Y, además, de este modo se evita dañar accidentalmente las piezas del interior.

Todo está pensado para asegurar una fácil instalación.

Salida de humos de ø 50 mm: una solución perfecta para reposición

Las tres nuevas calderas de la gama Bluehelix pueden instalarse también con tubos de salida de 50 mm de diámetro. Es un detalle especialmente importante en el mercado de las sustituciones, donde los técnicos suelen encontrarse con conductos de humo colectivos que requieren tubos “complicados”. Por ello necesitan una elevada capacidad de expulsión de humos con diámetros reducidos.

Pero hay otra razón más por la que estas calderas están especialmente indicadas para reposición. El diseño de su intercambiador ofrece una mayor área de paso del agua, lo que mejora su eficiencia en condiciones de obstrucción parcial. Y estas obstrucciones son más probables en edificios ya existentes, con tuberías y conductos antiguos, más propensos a generar sedimentos.

Fácil conexión a sistemas colectivos de humos presurizados

Para los instaladores, la solución del conducto colectivo a presión es la más económica ya que permite reducir los diámetros de las chimeneas. Las nuevas calderas Bluehelix Maxima, Bluehelix HiTech RRT y Bluehelix Alpha se han diseñado para que resulte más fácil su conexión a este tipo de sistemas.

En el caso de Maxima y HiTech RRT esta conexión es mediante una válvula de clapeta que la caldera lleva incorporada en el interior. Por su parte, la caldera Alpha se conecta mediante un accesorio que se coloca en la salida de gases quemados.

Aviso detallado en caso de producirse una anomalía

La caldera Bluehelix Maxima dispone también de la tecnología más avanzada para comunicarse con el usuario y con el técnico, en caso de que se produzca alguna anomalía que requiera su intervención. La propia caldera informa sobre la causa y cómo resolverla. De este modo se evitan desplazamientos innecesarios y se agilizan las labores de reparación.

Cambio de gas desde el panel de mandos

Por último, Bluehelix Maxima, HiTech RRT y Alpha permiten trabajar con gas natural o GLP sin comprar e instalar ningún kit adicional. Basta con modificar un parámetro en el panel de mandos e incluso en las gamas HiTech RRT y Alpha no es necesario ni siquiera quitar la tapa frontal de la caldera. 

Por lo tanto, los instaladores no necesitan tener un gran estocaje de calderas para poder adaptarse a los distintos tipos de combustible y, con ello, a las diferentes necesidades de los usuarios.

Además, Maxima y HiTech RRT están preparadas para funcionar con mezclas de gas e hidrógeno gracias al sistema Hydrogen Plug-in. Estas mezclas de combustible se distribuirán muy pronto en Europa con el objetivo de frenar el calentamiento global.

Si quieres conocer más detalles sobre estas nuevas calderas, puedes visitar la página web de Ferroli.

También te puede interesar

Plan Cambia 360 de Madrid para calderas, aerotermia y aire acondicionado
Instaladores de calderas autorizados: ¿cómo ser uno de ellos?
¿Qué tipos de hidrógeno existen según su “color”?
Mejora la calidad del aire en Madrid cambiando tu caldera

Deja un Comentario