28
Feb
2019
0

Cómo se fabrican los radiadores Ferroli

¿Sabías que uno de cada dos radiadores que se instalan en España se fabrica en las instalaciones de Ferroli en Burgos?

En nuestra fábrica tenemos una capacidad productiva de hasta 10 millones de elementos de aluminio inyectado, lo que la convierte en la fábrica de radiadores de aluminio más grande de España.

Estos radiadores también se exportan a otros países, tanto dentro de Europa (Francia, Italia, Polonia…) como fuera de ella (Argelia, Marruecos, Israel, Rusia, China, Georgia, Kazajistán…).

¿Te gustaría saber cómo se fabrican?

El proceso de fabricación de los radiadores Ferroli se realiza en una planta con maquinaria de alta tecnología, lo que permite optimizar su producción, y abarca diferentes etapas:

  • La fundición del aluminio en nuestros hornos de última generación, hasta convertirlo en un líquido con una viscosidad similar al agua. Este líquido de distribuye después en las islas de Inyección.
  • La inyección y compactación del aluminio dentro de los moldes para producir los elementos del radiador. Una vez terminado este proceso, el aluminio se desmoldea y el material sobrante del troquelado se parte y vuelve a fundirse en el horno (debido a que el aluminio es un material totalmente reciclable).
  • La soldadura de las tapas en la parte inferior de cada elemento.
  • El lijado de los radiadores.
  • El proceso de pintado de los radiadores con pintura en polvo electrostática. En este proceso se emplean productos que son más respetuosos con el medio ambiente que los tradicionales. Después, los radiadores pasan por el horno de Polimerizado, donde la pintura se funde y se transforma en una lámina de Epoxi Poliester sólida.
  • El mecanizado de la rosca interior y la aplicación de la silicona entre elementos para dar estanqueidad a los radiadores y evitar así que existan fugas de agua en los mismos.
  • El ensamblaje, donde se monta un elemento sobre otro para hacer una batería de elementos, que pueden ser de 2 hasta 14.
  • La prueba de estanqueidad, que consiste, por un lado en sumergir el 100% de las baterías en un tanque de agua para comprobar que no haya ninguna fuga, así como someter la batería a presión de 8,3 bar para asegurarse de ausencias de fugas, realizando la prueba de estanqueidad.
  • El control de calidad visual y la limpieza de los radiadores.
  • El embalaje y etiquetado para su almacenaje y posterior distribución.

Pero además de radiadores, en nuestra fábrica de Burgos fabricamos otros muchos productos de calefacción de todos los tamaños y para todo tipo de combustibles.

Y no solo los fabricamos sino que también los diseñamos.

Los radiadores de aluminio Ferroli y la economía circular

La conciencia de Ferroli por la sostenibilidad nos lleva a apostar con fuerza por la economía circular: crecer sin depender de la extracción y el consumo de los recursos de la Tierra, sin desperdiciar energía o dañar el medio ambiente. Es un buen camino para cuidar nuestro planeta.

Por eso, el aluminio que empleamos para fabricar nuestros radiadores es aluminio de segunda fusión procedente de productos reciclados, lo que ahorra un porcentaje muy importante de energía y contribuye a cumplir con el plan europeo 20/20/20. El objetivo de este plan es reducir las emisiones de CO2 y el consumo de energía primaria en un 20%, así́ como aumentar el uso de las energías renovables en un 20% para 2020.

Gracias a la utilización de aluminio de segunda fusión se da nueva vida al metal en forma de radiadores con la máxima calidad.

El detalle y la calidad de cada uno de nuestros radiadores son analizados exhaustivamente con procedimientos muy rigurosos, estando certificada su fabricación por la norma ISO 9001, el marcado CE y la norma EN 442 sobre ensayo de radiadores.

¿Quieres saber más sobre nuestros radiadores? Te invitamos a conocerlos.

También te puede interesar

Participa en el nuevo Plan Renove Ferroli de radiadores de aluminio
Radiadores de aluminio: cómo instalarlos y mantenerlos
Nuevos fancoils MERCURY 2 para aerotermia
Nuevos radiadores eléctricos Rímini DP: preparados para cumplir la Directiva de Diseño (ErP)

Deja un Comentario